RCD´s

Mostrando 1–12 de 32 resultados

¿En qué consiste el reciclaje de RCD o Residuos de Construcción y Demolición?

El reciclaje de RCD´s (o Residuos de Construcción y Demolición) tiene como objetivo que los desechos de estas actividades se puedan aprovechar lo máximo posible manteniéndolos en el ciclo productivo. Esto, entre otras cosas, logra que se disminuyan los costes energéticos asociados a la extracción de las materias primas que se requieren las cuales suelen ser complejas de conseguir. No se trata solo del impacto ambiental, sino también del factor económico.

Este tipo de residuos provienen de la modificación, rehabilitación y construcción de inmuebles, tales como edificaciones y carreteras. También se incluyen los residuos de excavaciones y modificaciones al suelo. Estas obras son los focos para adquirir los materiales para el reciclaje de RCD´s.

»Leer

¿Qué materiales componen los RCD y cuáles se pueden reciclar?

Aquellos residuos que mantienen la pureza de sus atributos, sin intervenciones químicas, se pueden reciclar dado que no son peligrosos. Los que tienen modificaciones químicas se consideran peligrosos y pueden ser tóxicos, por lo que no se reciclan. No se pueden mezclar entre sí.            

¿Cómo se obtienen los materiales del reciclaje de RCD?

Máquina para excavación de RCDAntes de hacer cualquier acción que implique la demolición de la estructura, se separan los materiales que son más fáciles de movilizar: metales de las tuberías, madera y cristal de puertas y ventanas, la cerámica de las tejas, etc. Esta es una clasificación que tiene que hacer el ente encargado de la obra.

Los residuos como piedras, ladrillo, arcilla y hormigón, que suelen ser los que se rompen en demoliciones y reconstrucciones, también son separados.

Aquellos residuos de plástico, papel y cartón son más escasos, pero igual de importantes para reciclar.

Reutilización, reciclaje y transformación en otros productos

Es importante hacer la separación de los materiales que se pueden reciclar y de los que no para proceder con los tratamientos correspondientes para cada tipo de material.

El reciclaje de RCD´s es muy amplio, por lo que son requeridas maquinarias que permitan tratar todos los materiales que están implicados y, sobre todo, que tengan suficiente potencia, ya que en su mayoría son desechos de gran dureza.

Esta es la división que se puede hacer según el tipo de tratamiento que se le puede dar a los materiales RCD recuperados:

  • Reutilizables: piezas de madera, piedra, hormigón y acero, materiales que mantengan su integridad y que estén en buen estado. Estos deben ser separados de cualquier otro material.
  • Reciclables: metales ferrosos y no ferrosos, plásticos y vidrio. Todo va a una planta de reciclaje donde se harán los procedimientos posteriores para cada tipo de material. Tras el tratamiento se incorporan de nuevo al mercado como materiales reciclados, bien sea para crear los mismos productos que eran antes o para transformarlos en otros.
  • Mezclados: los materiales pétreos se pueden utilizar para conformar otras soluciones después de su tratamiento. Es el caso de pavimentos, hormigón, ladrillos, recubrimiento de aceras, etc.

El procedimiento y la maquinaria para reciclaje de RCD

reciclaje de rdc residuos de construcción y demoliciónUna empresa que se encargue de la gestión de los residuos para reciclar RCD puede vender cualquiera de los materiales que recupere, independientemente del tratamiento posterior que se le dé. Es decir, existe una alta rentabilidad al recuperar las piezas íntegras y venderlas a empresas de construcción que las reutilicen, o a industrias que vayan a destinar los materiales a la fabricación de productos.

Cualquiera que sea el modelo de negocio, la adquisición de máquinas para reciclar RCD´s será la misma porque requieren el mismo procedimiento previo. A continuación exponemos las maquinarias más recomendadas para plantas o empresas que deseen reciclar RCD:

  • Manipuladores y transportadores: permiten recolectar los materiales.
  • Estación de recogida: es donde se depositan los desechos que se van a reciclar. Permite la separación manual, magnética y por densidad para clasificar los materiales.
  • Separadores por densidad, neumáticos y electromagnéticos: funcionan para clasificar los materiales. En el caso de los metales, separa los ferrosos de los no ferrosos.
  • Trituradores y pretrituradores: es importante que sean de gran potencia para poder romper los materiales más resistentes. Su función es compactar el volumen de la materia que se le introduce para hacerla más manejable.
  • Cribas: fragmentación de materiales por tamaño de granos.

En MYCSA somos proveedores exclusivos en España de las mejores marcas de maquinaria para el reciclaje industrial, además ofrecemos la más amplia gama de máquinas para mejorar los procesos de recuperación de residuos.

Contacte con nuestros asesores para que respondan a todas sus inquietudes y le ofrezcan las soluciones más adecuadas según los objetivos de su empresa.

MÁS INFORMACIÓN

»Menos»